Cantata de Santa María de Iquique

Cantata Santa María de IquiqueLos mineros del salitre de la pampa agonizan. Llevan años sufriendo el despotismo feudal de las oficinas salitreras, que someten a miles de chilenos, peruanos y bolivianos a condiciones de trabajo infrahumanas. El cobre y la sal son el nuevo oro, y las regiones de Tarapacá y Antofagasta en el desierto de Atacama, son poco más que campos de concentración, destinados a su explotación salvaje.

Los trabajadores, viven en casas propiedad de sus patronos y cobran en fichas de valor arbitrario, que sólo pueden canjear por alimentos, en los establecimientos propiedad de las propias empresas para las que trabajan. Éstas manejan la tensión por la supervivencia con crueldad infame.

Hoy hablaba con mi amigo Freddy, en un almuerzo confortable en el recurrente Café del Museo. Entre presentaciones y proyectos, hablábamos del mundo, del mismo mundo, a pesar de la distancia de nuestras vidas, orígenes e historias. Hablo desde el punto más bajo de mis estados ciclotímicos, cuando le digo que cuesta mantener la esperanza. Él en cambio, rebosa vitalidad y cuando dice que “algo está pasando” no habla desde la ingenuidad, el misticismo o la idiotez, sino desde la consciencia y la capacidad de conectar experiencias propias y ajenas, pequeñas anécdotas con tendencias globales. Parece que una revolución silenciosa puede en cualquier momento dar el respaldo de masa crítica que necesitan algunos destellos de rebeldía, de diferente grado de impacto y relevancia, pero otras veces parece que vamos a sucumbir al silencio, atónitos, incrédulos, incapaces, escandalizados, indignados, desarmados, desorganizados. Subproductos del mismo sistema que queremos desactivar. Coincidíamos en que parece que nos acerquemos a un día D. Quizás es sólo el único formato que somos capaces de imaginar para liberar tanta presión. No sé, conjeturas de hormiga ante un desfile de dinosaurios, pero parece que la espiral se acelera, los ritmos se atropellan, los acontecimientos nos superan y no hay refugio, el colapso será global si no desactivamos a tiempo el artefacto cosmo-económico que hemos engendrado.

Los mineros han decidido reivindicar sus derechos. Columnas de trabajadores en huelga bajan a Iquique , donde quieren concentrarse frente al gobierno regional y exponer sus demandas. Se les va sumando gente. Son miles. 12.000 obreros en huelga (parece que suficiente masa crítica), de Chile, Perú, Bolivia, Argentina. Vienen con sus mujeres e hijos. Confían en ser escuchados.

“Vamos mujer, partamos a la ciudad.
Todo será distinto, no hay que dudar.
No hay que dudar, confía, ya vas a ver,
Porque en Iquique todos van a entender (…)
Toma mujer mi manta, te abrigará.
Ponte al niñito en brazos, no llorará(…)
Largo camino tienes que recorrer
Atravesando cerros, vamos mujer.
Vamos mujer, confía, que hay que llegar”

Cristián estaba nervioso estos días. El rigor de los proyectos, el stress habitual, la exigencia de estas semanas en diferentes frentes (él es uno de aquellos Sr.Lobo tan apreciados en proyectos complejos), se juntaba con los ensayos del estreno de la Cantata de Santa Maria de Iquique, que el grupo Merkén y asociados, preparaba estos días. Cómo me decía una amiga en el concierto, quien es músico lo es antes de que ninguna otra cosa. Y claramente, hoy en el escenario, mi colega no era un director de proyectos que toca el contrabajo. Es un músico que hace mil cosas más, como algunas de esas que yo comparto a ratos con él.

La cantata narra la historia de la matanza de los mineros en huelga en la Escuela de Santa Maria de Iquique. Pregones, cánticos, música folclórica chilena, y una puesta en escena exquisita, te transportan al desierto, al éxodo, al cansancio, a la esperanza traicionera, a la dignidad, a los hombres valientes, a las mujeres cómplices, a los niños despreocupados.

El teatro vibra al son de los charangos y zampoñas. Está lleno. Somos familia y amigos (pero es que aquí, la familia y los amigos suelen ser legión). Freddy y toda su gente se despliegan ocupando toda la fila a mi izquierda. Cristian, está en el escenario junto con otros veintidós músicos de edades que van desde los 13 a los 60 y fisionomías que recorren el mundo. La emoción es el lenguaje con el que conversa toda la sala. Pocas veces ocurre de forma tan evidente, tan palpable, tan surrealista, tan real. El ritmo se acelera y el bombo acompasa la angustia creciente. El grupo de mujeres, en primer plano, canta alto y claro.

El general Roberto Silva Renard, se dirige a los representantes de los huelguistas para disuadirles “no sirve de nada tanta comedia, dejad de inventar tanta miseria, que no entendéis deberes, sois ignorantes, que perturbáis el orden” . El portavoz responde, un tiro lo calla. Y tras ello, el ejército masacra a metralla a los hombres mujeres y niños concentrados en la Escuela de Santa Maria. 3.600.

21 de diciembre de 1907, ayer, hoy.

Al salir me presentaron a Marcelo, a cargo de la fotografía y el documental audiovisual que se está montando. Así que espero que esta pequeña obra de arte recorra pronto el mundo y se convierta en uno de esos destellos de rebeldía y genialidad que hacen de este lugar “un mundo mejor”.

En dos días, casualidades divinas, tomo un vuelo a Iquique, allí pasaremos noche y un autobús recorrerá en sentido inverso, los cerros del salitre, dirección a Colchane. En las frías noches del altiplano, seguirá durante días resonando en mi cabeza, los acordes de la Cantata de Santa María y su mensaje universal y atemporal.

Categoría: Pasiones

Etiquetado: ,

Comentarios: 2

  1. Eliana Contreras Valle 24/08/2012 at 00:37 Reply

    acabo de leer este comentario…..que me deja la misma sensación que sentí al escuchar “La Cantata Santa María de Iquique”….un nudo de emoción en el estómago…

  2. Andrés 24/08/2012 at 16:21 Reply

    Mi nombre es Andrés Ramos Anex, si, primo de Cristián y el relator de la versión de la cantata de aquel nervioso y anhelado 21 de Agosto. Creo que con tu nota se va cumpliendo lo que se busca… provocar y destacar que la música es preexistente, no es patrimonio de eruditos y ni un cuerpo de conocimientos técnicos reservado para “las personas con talento”. Tu perspectiva histórica y trasversal fue presentada con sencillez y atingencia.
    Como a tí, esto ha generado distintos y diversos estremecimientos. Y es que creemos que lo que cada uno de los 26 que ahí estamos hemos comprendido que cada nota, cada palabra dicha debió ser gestada desde 1907, desde ese 21 de Diciembre…. desde los 13 años con anhelos de mas años, hasta 60 años de anhelos no tan largos pero mas precisos

    Muchas gracias Amiga

    Andrés

Deja un comentario