Duelo de consultores

Luke_LeiaHoy he desayunado con un colega, un consultor, podríamos acusarlo de “industrial” Me permito la licencia por los años de respeto, admiración y afecto mutuos, pero ciertamente enfocamos la profesión y la vida de forma diametralmente opuestas.
Quizás por todo ello, la conversación es rica y apasionada, la que se da “entre aquellos que no ignoran lo mismo” como dice Wagensberg

Hace un año aproximadamente me invitó a impartir una de sus clases sobre Administración electrónica y eGovernment en un postgrado, no recuerdo dónde la verdad. Buscábamos el enfrentamiento dialéctico en directo para estimular el debate en la sala y nos divertimos (los alumnos más).

Y la semana pasada se coló en un seminario que Elena Sanz Marc Garriga y yo preparamos para alumnos del IESE, sobre entornos 2.0 en las organizaciones y amenizó la tarde cada vez que levantaba la mano, para replicar un argumento.

Es más un juego de roles que define nuestra relación que divergencias de fondo, pero desde que voy por libre, he rechazado cordialmente trabajar con él, porque aunque es uno de los mejores consultores que me he encontrado en años, me da pereza enfrentarme a un conflicto de valores en pleno proyecto.

Hoy hemos dedicido encontrar lo que nos une, para colaborar. Yo que nunca estoy segura de nada, me he alegrado de encontrar en él la disposición a cuestionarse algunas certezas. Así que desde la humildad de la duda y las ganas de experimentar, empezaremos a re-conocernos.

Me encantará explicarle a Luis como resulta una implantación de SAP a la artesana ;-) Sé que lo primero con lo que vamos a “enfrentarnos” es a la liberación y la apertura de la información.

Yo, salvo restricciones del cliente, no me cuestiono publicar mi trabajo; para él, para ellos, representa un activo, algo en lo que se invierten unos costes y que tiene valor en sí mismo como ventaja competitiva ante otras empresas.

“No publicaré mis métodos, mis ideas, mis conclusiones, porque alguien las puede copiar y aprovecharse de mi esfuerzo”

Es una reivindicación aparentemente lógica aunque muchos pensemos que el talento no es transferible, que la sabiduría que da la experiencia no se puede copiar, que las palabras sobre un documento no son exactamente conocimiento, o que pensar que la aportación de terceros no puede mejorar tu producto es algo entre la ingenuidad y la arrogancia. Si, pero…

Hay un pero respetable y es la falta de reciprocidad. Los que nos movemos en entornos “abiertos” estamos obligados a reconocer que por mucho que tú publiques, es más lo que recoges que lo que das. Es una cuestión de masa crítica. Y esa generosidad colectiva estimula (o al menos no bloquea) la propia. En su entorno, dónde aún reza la máxima de que la información es poder, esa compensación no se dará, o tardará mucho tiempo en ser equitativa y culturalmente aceptada.

Además nosotros reutilizamos con mucha más creatividad y libertad que ellos, sujetos a procedimientos y metodologías propias y rígidas que difícilmente se verán enriquecidas con lo que “encuentren” ahí fuera. Así que esa ventaja también se ve mermada.

Otro factor que influye es la administración del prestigio, la visibilidad, la reputación. La nuestra basada en la calidad de los contenidos y en la conectividad y la suya en el balance de su cuenta de resultados. Sus marcas y su capacidad comercial se desarrollan por mecanismos distintos a los que encontramos en la red.

Y quizás hay algo más que tiene que ver con las fronteras de tu foco de interés. Más allá de réditos, estrategias compensatorias y retornos, a mi me preocupa el mundo y si el conocimiento compartido ayuda colectivamente a avanzar hacia una mejor comprensión de nuestros retos como sociedad (evito especie, aunque es lo primero que he escrito), pues bienvenido sea el copyleft. Así es como yo entiendo la responsabilidad social corporativa de mi empresa unipersonal, algo difícilmente compartido por una organización como la de mi colega.

En fin, que me ha dicho que pronto se abre una cuenta en twitter, así que ya os lo presentaré para que me ayudéis a sacarle del lado oscuro de la fuerza.

Actualización 17/10/09:

Vía David Sánchez Bote

 

Categoría: Proyectos

Etiquetado: , , , , , , ,

Comentarios: 27

  1. Francesca 10/10/2009 at 08:40 Reply

    Magnífico post Odilas. Yo siempre digo que “se aprende más de lo que se enseña… por pura estadística”, creo que lo que más les convence es lo de la “pura estadística” ;-) Gracias por expresar tan bien lo que pensamos tantos!

  2. Bergonzini 10/10/2009 at 09:20 Reply

    Te leo y no ha hago otra cosa que evaluar tus palabras desde mi lado técnico. Dos consultores preparándose para no se que batalla que seguro que las victimas seremos los técnicos. Allí, en lo alto de vuestro pedestal consultor, con vuestras novedosas y siempre imposibles ideas, volveréis con el látigo a rasgar la base de la pirámide, haciendo de los pobres técnicos los remeros de las galeras de esas promesas imposibles que siempre vendéis al cliente. Mis ojos no os pueden ver más que como el enemigo dentro del proyecto, sorteando vuestras artimañazas para sobrevivir en el día a día del proyecto.

    Consultores… una raza aparte.

    Me ha encantado el artículo :)

  3. Odilas 10/10/2009 at 09:40 Reply

    @Francesca de acuerdo con lo de la estadística, la gestión del miedo o del riesgo tiene que ver con eso no?, con cuantos más saltan contigo ;-). Gracias!

    @bergonzini no sabes de lo que hablas, o no sabes de lo que hablo yo.

  4. Anna 10/10/2009 at 11:42 Reply

    Excelente post. Me temo que jamás llegaré a saber si fue primero el huevo o la gallina: si compartir conocimiento y vías de aprendizaje es el ingrediente básico para compartir valores y sustrato, o si es a la inversa. Pero queda claro que se pueden comprender, escuchar o entender maneras de hacer diferentes, pero para caminar juntos debemos llevar el mismo paso. Gracias por el apunte.

  5. Odilas 10/10/2009 at 12:17 Reply

    Yo tampoco lo tengo claro Anna, quizás una cosa. Quizás cada uno entra por dónde le es más natural y luego, se retroalimenta lo uno a lo otro.
    Buena imagen lo de llevar el mismo paso. Con mi amigo a veces bromeamos en que él es un tanque 1.0 y yo una bici 2.0. Sí, mientras nos respetemos el paso ;-)
    Gracias a ti.

  6. Anonymous 10/10/2009 at 12:35 Reply

    Muy interesante,
    Viva la ética Hacker?

    Ikuska

  7. Odilas 10/10/2009 at 12:38 Reply

    Al menos viva la ética ;-!!
    Sorprendida y contenta de verte por aquí.
    Gracias y Bienvenida!

  8. Nacho Muñoz 10/10/2009 at 16:04 Reply

    Cuando un consultor dice:
    “No publicaré mis métodos, mis ideas, mis conclusiones, porque alguien las puede copiar y aprovecharse de mi esfuerzo”

    ¿Quizá no está queriendo decir?:
    “No publicaré mis métodos, mis ideas, mis conclusiones, (1) porque alguien se puede dar cuenta que no son coherentes con los honarios que he facturado por ello, (2) porque alguien se puede dar cuenta que cojean los métodos, las ideas son confusas y las conclusiones puede que erróneas, (3) porque he encontrado unos métodos que funcionan a nivel comercial, aunque no esté descubriendo nada nuevo, (4) porque tengo miedo.”

    Me ha encantado el artículo.

  9. Odilas 10/10/2009 at 16:35 Reply

    Hola Nacho, buena reflexión.
    Sí, sí, nunca se puede generalizar (y en el caso concreto del que hablo, ya os digo que es de los buenos), pero todo lo que dices juega a favor de la opacidad en muchas ocasiones. El (4) los resume a todos, publicar es exponerse de alguna manera y no nos han educado mucho en la tolerancia a nuestras debilidades y en mostrarlas en público.

    Me haces pensar que quizás en la red, nos sentimos protegidos por una condescendencia colectiva a no castigar lo que no es perfecto, si no a respetar lo incompleto y lo inconsistente por ese pacto de la “beta continua”.

    Gracias por seguir el debate.
    Nos vemos

  10. José Miguel Bolívar 10/10/2009 at 17:17 Reply

    Excelente entrada, “as usual” :)
    “El talento no es transferible”. Esa es la clave. Publica lo que quieras y que te lo copie quien quiera. Aún tiene que demostrar qué sabe hacer con todo ese material y cómo lo hace.
    El principio de la consultoria industrial es el contrario:En lugar de centrarse en el talento y saber hacer individuales funciona con procesos replicables basados en “guíaburros” que cualquier becario sin experiencia pueda seguir… ¿Calidad? ¿Qué calidad permite el “copia y pega”?
    De todos modos, si tu colega puede dar juego para debates interesantes sobre consultoría artesana, o cualquier otro tema, bienvenido sea a twitter :)

  11. Odilas 10/10/2009 at 18:07 Reply

    Gracias JM,
    ostras, espero que mi colega no se asuste, que parece que le estáis esperando con ganas ;-)
    …Nos vemos en twitter!

  12. Luis.tic616 10/10/2009 at 18:34 Reply

    Por alusiones ;-)

    Es cierto he dicho que no se puede hacer una implantación de SAP a la artesana, pero eso no implica que algunas de las tareas no se puedan hacer a “la artesana” (de hecho yo lo he podido hacer). Unas pistas para que haya cierta emoción en tu reto: todo lo que tenga que ver con interacción con los usuarios clave, recogida de requerimientos, formación, validación de prototipos y de requerimientos, …

    Y ahora voy a hacer de abogado del diablo como ex-consultor industrial (y a mucha honra, no reniego, lo considero una etapa muy positiva):

    No penséis que sólo es copiar y pegar. En un proyecto “a lo industrial” se puede generar mucho conocimiento – que luego será reutilizado, aunque muchas veces con mal sentido y fuera de contexto, pero no siempre pasa eso.

    En cuanto a proteger el conocimiento/talento. No todos los proyectos han de generar conocimiento, tambíén los hay que generan simplemente información – es lógico que no se quiera que otros se aprovechen del trabajo gratis.

    No estoy de acuerdo con lo de que los industriales no son capaces de encontrar información “fuera”. La red de información que maneja una consultora industrial es brutal. Es toda la base de datos de conocimientos y experiencias de toda la empresa en todos los países, y lo que es más importante- de toda la red de “partners”. Cualquier implantador de SAP, siguiendo el ejemplo, tiene a su alcance una barbaridad de información que no está al alcance del que no es “partner”. En mi etapa de consultor industrial casi nunca eché en falta para nada información “de fuera”. Además, actualmente, cuando trabajo con “ellos” buscan “fuera” como todo hijo de vecino, os lo aseguro – o sea que tienen MÁS información (la propia y la de “fuera”) – y la usan. Y no sólo eso, pueden llamar a un colega experto en casi cualquier cosa, en alguna parte del mundo, que les cogerá el teléfono o les contestará un e-mail

    No acabo de entender el razonamiento en el párrafo de prestigio y el balance de su cuenta de resultados. Y sí, el tipo de enfoque comercial necesariamente ha de ser distinto.

    Lo de la RSC está claro que una sociedad unipersonal siempre irá por delante – la ética es un atributo de las personas no de las corporaciones.

    Stop, que me enrollo demasiado para un sábado tarde-noche.

    Sigamos con la reflexión y el debate – me encanta que se sume a él uno que está en el “lado oscuro”

  13. Odilas 10/10/2009 at 19:24 Reply

    Venga Luis, empiezo a contestarte por el final.
    Lo del prestigio, a ver si lo explico mejor, quiere decir que los méritos en muchas grandes organizaciones no se miden con los mismos parámetros que en la red. Compartimos información también porque ello nos devuelve una imagen que nos gusta entre nuestros iguales. Esos iguales, en el caso de las empresas, valorarán otro tipo de méritos (la cartera de clientes, el volumen de sus contratos, la presencia de sus logos, la cotización en bolsa…), pero no especialmente que comparta información, por ello pienso que ese factor estimulante, no aplica. No sé si me explico mejor o la lío má.

    Un día hablamos de esa implantación SAP. En este caso, la idea es montar comunidades que rediseñen los procesos y con ello dar la voz a la organización sobre como mejorarlos/adaptarlos.

    Gracias por hacer de abogado del diablo. Alguien tiene que hacerlo ;-)

  14. Luis.tic616 10/10/2009 at 20:52 Reply

    Lo del mérito me queda más claro.

    Lo de SAP. Vas bien… me estaba refiriéndome a eso. Pero esa parte es una parte, super-muy importante, pero pequeña en una implantación de SAP (u otros ERPs).
    Toda la vida los procesos los ha definido/rediseñado la organización, al menos formalmente. El problema estaba en cómo se hacía (hace): con unos explicando, otros tomando notas que plasmaban en actas, un par de vueltas y voilà, documento de diseño que se firma (el famoso bbp -business blueprint – de SAP).
    El enfoque artesano es hacer ese proceso más colaborativo y usando las herramientas adecuadas. Creo que en mi post de “propósitos de este año” ya dije algo sobre ello.
    Luego viene la historia de que esos procesos el sistema es incapaz de hacerlos a menos que le metas una legión de programadores a cambiar el ERP… pero esa es otra historia (de terror).
    Sigamos… nos lo vamos a pasar muy bien

  15. Odilas 10/10/2009 at 20:58 Reply

    VAle, buscaré tu post.
    jeje, hice varios BBP en anteriores vidas. El problema, como dices es que es más fácil adaptar la organización al SAP que al revés, así que nunca entendía por qué no empezábamos asumiendo eso y hacíamos el camino al revés.
    Bueno, si finalmente nos lanzamos a ese proyecto, te invito a una de terror ;-)

  16. Visi Serrano 11/10/2009 at 07:47 Reply

    Buenos días.

    Trabajo en una consultora.

    Tras casi 10 años como consultora de gestión freelancera, me animé a entrar en una organización buscando trabajar en equipo y en proyectos de más complejidad.

    Antes de escuchar y conocer el concepto de consultoría artesana, tal y como lo define Iturbe, nosotros, en el equipo nos llamábamos artesanos. Pertenezco a la empresa de servicios de consultoría más grande del Pais Vasco y no me siento identificada con el concepto y connotaciones negativas que percibo en el termino consultoría industrial. No vendemos producto, ni comercializamos servicios. En el equipo escuchamos necesidades y acompañamos a nuestros clientes en la búsqueda, diseño e implementación de soluciones. Vamos, puro encaje de bolillos.

    Considero que los obstáculos y limitaciones están más en nuestras cabezas que en otra parte. Se está mercadeando con muchos juicios y opiniones no fundadas respecto a como ejercemos la profesión los consultores/as que formamos parte de organizaciones -y esto es otro juicio, es cierto-, creo que busca más el debate por el debate y la diferenciación que otra cosa (¿o quizá el miedo de que el grande se coma al chico?.

    Os diré que estoy en el punto 0 de empezar a trabajar más enredada participando en Cloud Consulting donde buscamos crear redes alrededor de profesionales que puedan colaborar con uno o más proyectos, obteniendo las sinergias derivadas de todos estos conocimientos y experiencias diversas. No he tenido pegas para ser invitada y mi empresa tampoco me las ha puesto. Y tengo altas expectativas al respecto de lo que consigamos en este foro.

    Quid pro quo.

  17. Odilas 11/10/2009 at 08:22 Reply

    Hola Visi, gracias por pasarte por aquí. Discrepamos en algunas cosas, aunque eso está bien.
    Creo que hay obstáculos que están fuera de nuestras cabezas, y aunque nunca es bueno generalizar, es realmente difícil encontrar espacios dónde se pueda ejercer una actividad honestamente personalizada y racional (llámala como quieras), en grandes empresas. Se puede claro!, pero a mi al menos, me resulta mucho más fácil hacerlo ahora que cuando trabajaba en empresas.

    Sobre el debate por el debate. Yo no veo problema. Siempre y cuando se hable después de escuchar, se respete, se busque encontrar entre los argumentos del otro aquello de lo que aprender y no aquello de lo que defenderse. Personalmente, en esas condiciones yo debato con quien sea, de lo que sea y el tiempo que haga falta.

    Creo que veremos nuevas formas de organizarnos en los próximos tiempos y que se crearán redes de colaboración como modelo alternativo o complementario a las organizaciones tradicionales. Y eso está bien, porque cada uno podrá decidir con quien viaja y hacia dónde. Siempre es bueno poder elegir, así que por mi, cuantas más diferenciaciones hayan, mejor.

    Seguiremos debatiendo…
    Y bienvenida

  18. MarcG 11/10/2009 at 22:35 Reply

    María,

    Dejar claro (para quién no haya trabajado contigo) que es un placer hacerlo.

    Respecto al duelo de consultores, comentarte que yo más bién hablaría de duelo de filosofías de vida, duelo de opciones de vida.

    En el post comentas que este consultor 1.0 (por llamarlo de alguna forma) dice:

    No publicaré mis métodos, mis ideas, mis conclusiones, porque alguien las puede copiar y aprovecharse de mi esfuerzo

    Pues precisamente mi opción de vida es:

    Publicaré mis métodos, mis ideas, mis conclusiones, para que alguien las puede copiar y aprovecharse de mi esfuerzo (tal como yo he hecho del trabajo de otros)

    Es evidente que ser 2.0 es un tema de actitudes.

    Lo que no tengo tan claro – como ya sabes – es si los que somos 2.0 vivimos en una burbuja (y la realidad es (y será siempre?) 1.0)?

    Gracias por generar debate… me interesa.

  19. Odilas 12/10/2009 at 14:18 Reply

    Hola Marc,
    Gracias por el piropo. Contigo es fácil trabajar, así que mérito compartido.

    Aclarar que la cita de mi colega, no es textual, pero refleja creo que con bastante fidelidad su sentir y sus comentarios.

    De acuerdo en que es un tema de actitudes. Lo que queria reflejar en el escrito es que las actitudes dependen también del contexto en el que nos movemos, de la reciprocidad, de la respuesta de los otros a esas conductas y que a veces no es todo blanco o negro, ni somos tan libres como pensamos para actuar de determinada manera, porque nuestro entorno nos condiciona para bien o para mal.

    Buen post el tuyo, ya me pasé por allí a charlar. Es una burbuja dónde, como te comenta Ricard hay de todo, como en la vida misma.

    Gracias a ti
    Un abrazo

  20. lorena 13/10/2009 at 22:56 Reply

    Hola Odilas.
    Me ha gustado mucho tu post. Comparto muchas de tus declaraciones.

    Yo también he sido consultora industrial, Técnico, y empresaria industrial.

    Mi base de fondo es como llamáis 2artesana”. Creo que el conocimiento, el compartirlo, el recibir y dar feedback, mejora el parendiazaje, el conocimiento y nos hace mejores profesionales.

    También quiero añadir, que el concepto “artesano”, puede convivir perfectamente con el concepto “industrial”, creo que depende del estilo del profesional, no de la etiqueta. Mis colaboradores y yo creamos en su momento un ERP, HIS para el entorno de la Sanidad. El Erp, que es ya un “monstruo en cuanto a funcionalidades”, creció y se retroalimentó y retroalimenta con el conocimiento, las mejoras y el trabajo de los profesionales de la Salud que lo utilizan día a día.

    La metodología de implantación, en este caso, en hospitales, fué creada , mejorada por nosotros mismo, cogiendo lo mejor a nivel de metodologías que pudimos extraer del mercado.

    No tenemos ningún resquemor en que nos la copien, de hecho, ya lo han hecho, “unos Grandes” y??

    Al final, lo que nos diferencia, es nuestra imagen de marca en el mercado sanitario, nuestra profesionalidad, toda la fase inicial de toma de datos, de “utilizar racionalmente las tecnologías de la información para el servicio de…2, no lo contrario, en definitiva, la artesanía y el “cariño” que ponemos todos cuando comenzamos una implantación, que es “única ” y “especial” para “el cliente”.

    También, como empresaria, te diré, que a siempre tenía la espada de damocles en el cuello, ya que he tenido hasta 180 bocas que alimentar…y la “artesanía, a la que tiendo, en el concepto de personalización y de estar al servicio de…con mucho valor añadido, hizo, que tuviera que medir muy bien los ratios de “coste /beneficio”, si queríamos seguir manteniendo a la plantilla. Creo que todo es una cuestión de equilibrio. Creo también que el conocimiento, se va gestando poco a poco, y está dentro de un proceso, no es un fín en sí mismo. La información, no ha sido ni es , poder, y eso se ha refelejado en el extraordinario equipo de personas que ha trabajado con nosotros, donde los valores 2.0, han sido interiorizados nuchos años atrás, cuando no sabíamos de la existencia del 1.0, ni versiones varias.

    Gracias por tu post, creo de todos modos, que habría que matizar y ver más puntos de vista que quizá no sean divergentes y si complementarios.

    Un abrazo muy fuerte.

  21. Odilas 15/10/2009 at 21:49 Reply

    Lorena, disculpa la demora, esperaba el tiempo y calma para leer bien lo que comentas.

    No seré objetiva (ni falta que hace) porque desde que te conocí hablando en InnovaCamp, me pareciste una valiente de mil pares de flores.
    Y en general, para mi, cualquiera que se embarca en una aventura empresarial con ánimo de generar riqueza y valor, tiene todos mis respetos, especialmente con la que está cayendo.

    ME pareció entonces y nunca he perdido la sensación, de que eres una luchadora de vocación, sin miedo de ir a contracorriente y con la capacidad de crear espacios de paz en medio del fuego cruzado.

    De todo lo que dices, me quedo con lo del “uso racional de las tecnologíal..”, a veces perdemos el norte. Hacer algo “único y especial” para cada cliente, para mi, marca la diferencia. Da igual cómo le llamemos a eso. Es eso!…Y siempre mucho “cariño”.

    Gracias por pasarte por aquí
    Un abrazo.

  22. August 15/10/2009 at 22:42 Reply

    Hoy me comentaba Odila que había escrito un post sobre una conversación que tuvimos y no he podido evitar (vanidad, curiosidad?) echar un vistazo
    Bergonzini toca un tema interesante que resumiría en: ¿Qué es un consultor? Yo comencé rascando líneas de código hace ya años y en esa época ya existían consultores: profesionales con 8 años de experiencia y visión global. Hoy en día sales de facultad, te peinan, te ponen un traje y ya eres consultor. Bien pues no. Un consultor se hace y madura con tiempo como un buen vino.
    José Miguel Bolívar comenta sobre la transferencia del talento. Cierto, el talento no es transferible. Pero duele ver como trabajo tuyo es por copiado sin piedad, ni copyright, ni left. Simplemente cut & paste de mi trabajo y esfuerzo. Que sea mio pero se aprovechen me lleva sentirme como los artistas que ven sus canciones bajadas del eMule.
    En mi lógica eso duele. Soy industrial, mi prestigio es menor que el de mi firma (es como los pijos denominan a la empresa). En la artesanía en red el prestigio emana de la interacción, la relevancia social y la publicación (me recuerda un poco la lógica de los doctores universtarios: ¿tu donde publicas? En la consultoría industrial eso existe muy poco. Escribimos para salir (pagando) en medios de comunicación. El valor relevante es siempre primero la firma. Y como que soy un pieza del sistema y el sistema está pensado para proteger a todos los que somos de la firma, bien pues no cedemos ni regalamos conocimiento si nos nos pagan. (esta es indudablemente una afirmación y lógica incendiaria que no comparto del todo pero que seguro que puede dar juego)
    Nacho: podría ser. Pero creo que no. Me encanta la perfección y la belleza de la simplicidad. Me encanta ver orden donde otros ven caos, intuir estructuras que ayuden a mis clientes a “moverse” en la incertidumbre. Trabajo con pasión y me encanta aprender cada día (incluso de los juniors). De hecho a veces me sorprende la lógica 2.0 (y ya sé que es un termino “demodé”, pero supongo que debo etiquetaros como vosotros me etiquetáis a mí. Y curioso, no solo me etiquetáis sino que también me juzgáis. (Seguramente de eso hablas Visi)
    Creo que Lorena apunta hacia una dirección interesante. Comparto gran parte de los valores de compartir- horizontalidad – creatividad – impulso del talento – cuestionamiento recíproco – aprendizaje conjunto – etc, y los vivo desde hace muchos años (antes de que existiera internet). Pero vivo en un ecosistema diferente con otras reglas.
    No quisiera llevar estas reflexiones a la lógica del “nosotros” y “vosotros”. Cualquier taxonomía y tagging favorece el enfrentamiento
    Hace años que vivo con la red, pero no en la red. Marc, Odilas. Si, es un tema de actitudes, Yo uso la red y la tecnología de una manera y otros de otra y otros más de otras más. No hay dos maneras, no hay buenos ni malos, puros o impuros. ¿O es que yo no soy sociedad? ¿Comparto cuando quiero y preservo cuando quiero? ¿O no hacéis vosotros esto en vuestra vida privada?
    El lenguaje escrito es traidor, no leáis enfado o arrogancia en las últimas palabras. Seguramente simplemente estoy incendiando un poco. Le comentaba a Odilas en el café debate que a veces tengo la sensación que el tema del como-se-llame-2.0 parece salido de una lógica religiosa (“si no vives los valores de la comunidad no eres puro y no eres uno de los nuestros”). Me enerva esa radicalidad.
    Mis clientes me pagan para ayudarles a ganar dinero, y hacer mejores sus organizaciones. El dinero no entiende de según qué cosas. Compartir y ser transparente no está en su lógica. ¿Quizás estoy contaminado? Quizás, pero no quiero que nadie me salve, como mucho me ayuden a descontaminarme (los salvadores me suelen dar mucha sensación de peligro)
    Coincido bastante con Tic616, (aunque aún no tengo claro el concepto artesano). Valor, información, conocimiento, ética no son incompatibles con industrialización. Son actitudes y personas. Vivimos un momento de transformación social no de enfrentamiento

  23. MarcG 16/10/2009 at 13:14 Reply

    August,

    Un placer verte por aquí… como también fue un placer verte el día de la presentación con la gente de IESE.

    Me ha interesado mucho tu comentario, especialmente pq. ya hace tiempo que pienso que los que nos consideramos 2.0 (no me gusta nada esta etiqueta) estamos en una burbuja alejados de la realidad.

    Además, también tienes razón cuando comentas “el tema del como-se-llame-2.0 parece salido de una lógica religiosa“.

    Valoro muchísimo todos los valores relacionados con el ‘dospuntocerismo’… de eso no tengo ninguna duda.

    Pero lo que también veo es que (mayoritariamente) la sociedad no es 2.0, las empresas (mayoritariamente) no son 2.0, la gente (mayoritariamente) no es 2.0.

    Ni probablemente lo será nunca…

    Con lo que creo que tú eres más sociedad que nosotros.

    En todo caso, no hay ni buenos ni malos, simplemente diferentes formas de ser, de actuar en la vida.

    Mi filosofía de vida es 2.0, pero es que siempre ha sido así, desde que tengo uso de razón… (con lo que difícilmente cambiaré).

    Un saludo.

  24. Visi Serrano 17/10/2009 at 09:43 Reply

    Hola de nuevo.

    Interesante debate.

    Recientemente en el blog interno de mi empresa, un compañero solicitaba feedback y sugerencias de mejora sobre una presentación comercial que estaba preparando. Felicité su esfuerzo por centrarse en personas y no en producto o servicio y le di feedback de mejora. También comenté que en mi opinión el catálogo es el enemigo de cualquier vendedor, que nos ganábamos las objeciones a pulso por no ofrecerle su ganancia y si nuestra “cojo-solución”. Y pregunté si no era incoherente además con la misión de nuestro negocio, por la que tratamos de ofrecer soluciones de consultoría de gestión, integradas o especializadas y a la medida de nuestros clientes. Conclusión: a por mi discurso fue juzgada de artesana.

    En otros foros, aquí, por ejemplo me califican como consultora industrial, en casa consultora artesana. Comparto con August algunos de sus comentarios, pero no quiero extenderme por dejar espacio a otras voces.

    Esta situación la percibo como cuando absurdamente de niña me preguntaban: ¿y tú a quien quieres más a la ama o al aita?

    En resumen creo que la tercera vía, ni tu ni yo, y si los dos es la que ofrecerá valora añadido a nuestros proyectos y por añadidura a nuestros clientes. ¿Pura cooperación de egoismos?. Ese es otro debate.

  25. Odilas 17/10/2009 at 09:57 Reply

    Visi, creo que la única que crees que tienes que escoger entre algo eres tú.
    Tú eres como eres. Y yo soy como soy, y otros igual.
    Intentando describir cómo soy, y lo que hago y cómo lo hago, salen descripciones como la consultoria artesana, como consecuencia, no como condición.
    Y te aseguro que lo último que pretende es calificar a nadie, ni que nadie escoja nada. Vaya ni tiempo ni ganas, de evangelizar.
    Que cada uno viva y deje vivir. Aquí no hay más pretensiones que las de compartir, debatir y crecer.
    Cuídate.

  26. August 17/10/2009 at 12:02 Reply

    Discrepo Odilas,
    Tu ha elegido un estilo, un entorno, un ecosistema que es consistente 100% y como decías en el post original: “he rechazado cordialmente trabajar con él … me da pereza enfrentarme a un conflicto de valores en pleno proyecto”. Visi expone el mismo dilema desde la otra orilla, con otras perspectivas.
    Si todos evitamos el dilema no habrá convergencia. Son dos mundos condenados a no entenderse.
    Pero eso va contra mi espíritu consultor. Un consultor se cuestiona a sí mismo en cada trabajo. No “coje soluciones” como dice Visi. La consultoría, sea la vía que sea, la entiendo como un arte de aproximación emocional, de concreción intelectual, de análisis crítico, de enfoque creativo y de puesta en escena. Estoy convencido (porque te conozco) que no discreparías mucho desde tu orilla de esta opción.
    Si así fuera, ¿Qué es lo que nos separa?…
    Tema aparte es que muchos de los denominados consultores en los entornos industriales, realmente no lo son, pero en el entorno del grupo se nota menos que en la artesanía.
    En la vida industrial se vive el dilema con mayor intensidad.

  27. Odilas 17/10/2009 at 16:32 Reply

    Qué discrepas?, con qué? con que no discrepe con Visi? ;-)

    No eludo el dilema, pero no tiene mucho sentido centrar el debate sobre califiaciones, orillas, frentes…No es un juicio sobre las personas, es sobre el modelo.

    Obviamente, yo trabajo con quien quiero, pero igual de obvio que el criterio no será si tiene un tatuaje de industrial o de artesano.

    Os dejo en post una actualización de una presentación que he visto via DAvid Sánchez, por si queréis seguir estirando de hilos conceptuales. El debate sobre posicionamientos personales me parece estéril, de verdad.

Deja un comentario

pandora pas cher pandora pas cher pandora pas cher golden goose outlet golden goose outlet scarpe hogan outlet scarpe hogan outlet scarpe hogan outlet scarpe hogan outlet scarpe hogan outlet scarpe hogan outlet doudoune parajumpers pas cher doudoune parajumpers pas cher doudoune parajumpers pas cher doudoune parajumpers pas cher doudoune parajumpers pas cher scarpe golden goose outlet scarpe golden goose outlet scarpe golden goose outlet scarpe golden goose outlet scarpe golden goose outlet air max 90 pas cher air max pas cher max maillots moncler pas cher moncler pas cher chaussure de foot pas cher